viernes, 17 de mayo de 2013

Recibido en Gloria


Recibido en Gloria
Tu Devocional
170513

“E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria”.  
(1 Timoteo 3:16  VRV)

Amados Hermanos y Amigos:
Su presencia entre los hombres era la presencia de Dios.

 “Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente”. (Juan 5:19)
Lo que Cristo decía no era otra cosa que la Palabra de Dios.

Justificado en el Espíritu:
“¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?”   (Hebreos 9:14)
En Su muerte se ofreció a sí mismo mediante el Espíritu Eterno.
El fue llevado por el Espíritu
Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto”.  (Lucas 4:1)

Visto de los Angeles:
Durante Su vida  encarnada los ángeles estaban pendientes de El.

Predicado a los Gentiles:
Cristo vino a ser el camino de salvación para todo miembro de la raza humana.

Recibido arriba en gloria:
Su recepción en la gloria fue el reconocimiento de la obra que había hecho.

Dios Nos Bendiga
H. Ignacio Uranga

Tu Devocional Diario es enviado por: Ministerio Internacional de Divulgación.
Correo Electrónico: minintdiv@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada